¿Cómo que Párate a Vivir?

¿Cómo que Párate a Vivir?

Párate... cierra los ojos, respira y piensa en aquello que te hace feliz, en tu sueño más anhelado, en aquello que te hace sentir vivo.

En serio, párate el tiempo que necesites y hazlo.

Después, sigue bajando...


¿Lo estás pensando?


¿Lo tienes ya? ¡Última oportunidad!


Ahora abre los ojos y piensa qué estás haciendo para conseguirlo.

Párate a Vivir surgió como una idea de dos locos soñadores que sentían que este mundo tenía mucho más que ofrecer. Dos locos que, después de pararse a tener muchas conversaciones y reflexiones, decidieron salirse un poco del camino "normal" para construir uno por ellos mismos.

Suena un poco raro, Párate a Vivir, pero muchas veces estamos tan inmersos en la rutina o en vivir la vida que se supone que hay que llevar, que nos olvidamos de lo verdaderamente importante y actuamos casi por inercia.

Vida sólo hay una y deberíamos vivirla según nuestros valores, no según los de otras personas, siendo esclavos de un trabajo que nos obliga a estar de lunes a viernes con jornadas interminables y deseando que llegue el fin de semana para poder dedicar un poco de tiempo a ti, tu familia y tus amigos. Algunas veces ni siquiera eso, a veces sólo podemos descansar antes de que llegue el lunes otra vez.

Seguramente nuestra historia sea la de tanta otra gente: vivimos en una carrera, siempre corriendo y sin tiempo para pensar siquiera si ese es el camino por el que querías estar.

Pero... si todo el mundo corre en la misma dirección por alguna razón será ¿no?

¿Y si te dijera que no? ¿Y si te dijera que todo el mundo corre por el mismo sitio porque nadie se ha parado a pensar si hay algo mejor, sólo porque es el único camino que conoce, su zona de confort?
En eso se resume la sociedad actual: correr sin parar, sin tiempo para pensar y mucho menos para vivir. No te preocupes, no te sientas mal, nosotros también hemos estado ahí por mucho tiempo y aun así, se puede salir.

Precisamente, este proyecto surge con la ilusión de poder ayudar a otros soñadores a que se animen a dar el salto, a atreverse a hacer lo que otros llaman locuras, porque muchas veces el momento es Ahora. Si vives posponiendo tu vida llegará un día en el que mires atrás y pienses... ¿realmente mereció la pena? ¿realmente estaba viviendo?

No creemos que todo el mundo deba hacer la misma locura que hemos hecho nosotros, a todo el mundo no le gusta viajar.
Lo importante es el motivo que nos ha llevado a hacerlo: nos hemos atrevido a decidir el tipo de vida que queremos llevar aunque no es lo que la sociedad espere de nosotros. Pero esto puede aplicarse a cualquier aspecto de tu vida que te gustaría cambiar y no te atreves por miedo.

Ahí es donde entra Párate a Vivir.

Este proyecto nació de la unión de dos conceptos y un logo:

El primero es párate a pensar. Parece algo muy simple, pero si te das cuenta estamos inmersos en un caos continuo de cosas por hacer y un bombardeo incesante de información donde ya no hay lugar para detenerse por un momento y pensar, analizar la situación.

De hecho, míralo así: cuando tenemos un momento libre (colas, salas de espera, baño) lo primero que hacemos, sin importar siquiera dónde estamos, es ir corriendo a ver qué podemos hacer con el móvil.
Imagina que estás en una playa paradisíaca comiendo con tus amigos y te quedas un momento solo ¿qué haces? Coges el móvil hasta que vuelvan, como si tuvieses miedo a estar a solas con tus pensamientos, como si ya no estuvieses disfrutando del lugar. ¿Por qué no simplemente pararte a escuchar las olas del mar?

El segundo es atrévete a vivir, porque vivimos con un miedo constante que nos infligimos unos a otros sin apenas darnos cuenta. Estamos hablando del miedo al qué dirán, al fracaso personal, el miedo a que se rían o cotilleen sobre ti, miedo a hacer el ridículo en general; porque ahora con las redes sociales todos intentamos tener (o al menos mostrar) la vida lo más perfecta posible y no parecer menos que los demás.

Esto hace que a veces intentemos ser felices de cara a los demás, pero no para nosotros mismos cuando nos miramos al espejo. No es la primera vez que vemos a alguien llegar a un sitio, sacarse un par de fotos con cara sonriente e irse de ese lugar sin haber estado allí realmente, sin haberse tomado tiempo para beber ese sitio, respirar su aroma, sentir su esencia. Ni siquiera la sonrisa era real. Tenemos que abandonar esa máscara de felicidad y que si sonríes y sacas una foto sea porque realmente estás disfrutando ese sitio y quieras inmortalizarlo y, por qué no, compartirlo con los demás.

Y por último, está nuestro logo, el diente de león que según de donde seas se conoce más como abuelito, demonio, pelusilla, corona de fraile... o dandelion en inglés.

Es una flor que suele pasar desapercibida para casi todo el mundo, no tiene colores atractivos ni queda especialmente bonita en un jarrón.

Pero todos sabemos que si soplas, saldrán volando miles de pedazos. Es algo que a (casi) todos nos gusta hacer y lo hemos visto en películas o series pero ¿qué ocurre?
Que cuando vemos uno, solemos pasar de largo porque o no tenemos tiempo o nos da vergüenza hacer esa tontería de soplar con más personas alrededor que nos van a mirar.

​También representa la idea de fluir con la vida en lugar de sentarte a ver cómo esta pasa ante ti sin más. Nos transmite la importancia de pararte a disfrutar de las pequeñas cosas y ayudar a los demás, puesto que cuando las semillas (esas pelusillas tan graciosas) se dispersan con el aire se vuelven a sembrar.

Nosotros queremos pararnos, soplar bien fuerte y que llegue la semilla de Párate a Vivir lo más lejos posible, para que todo el mundo se atreva a dar ese paso en su vida que está deseando y temiendo a la vez, ese que hace que des tantas vueltas en la cama los domingos por la noche.

Es un buen resumen de muchas situaciones en la vida y por eso lo elegimos como símbolo de Párate a Vivir. Es habitual que haya sueños (más grandes o más pequeños) que queramos cumplir pero o no tenemos tiempo o hay algún miedo que nos lo impide.

Uniendo estas ideas, surgió Párate a Vivir, donde queremos que rompas tus propias cadenas y hagas lo mejor para tu felicidad, ignorando los miedos que te dicen que debes tener.

Si lo intentas puedes conseguir lo que te propongas, pero si no lo intentas… ya has fracasado.

¿Con cuál de los fracasos crees que podrías vivir mejor?

Queremos ayudarte y hacer el camino más fácil para ti, aportar nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar con personas más felices. Y esto, como ya hemos dicho, no sólo se aplica a personas que, como nosotros, quieran viajar, sino a todas aquellas que están atrapadas en una vida que no disfrutan.

Nuestro objetivo es que pienses en la vida que estás llevando para que exprimas al máximo cada segundo.

¿Te ha pasado alguna vez que cuando termina un día y piensas en lo que has hecho durante 24h te das cuenta de que en realidad se te ha pasado volando y no has hecho más que estar delante de un televisor y poco más?
Está bien tener un día de relax, pero no convertir tu vida en ir a trabajar para que llegue el fin de semana y sólo te apetezca desconectar el cerebro ¿no crees?

No caigas en la trampa del: cuando consiga esto, entonces me permitiré aquello. No es más que una mentira que nos hacemos para posponer algo y evitar tomar una decisión importante. No esperes al “momento ideal” porque nunca llegará.

Nosotros no queríamos ver la vida pasar sino fluir con ella y encontramos nuestra chispa de la vida viajando juntos, descubriendo mundo y viviendo aventuras, pero también puede que tú encuentres la tuya simplemente dedicando más tiempo a otra cosa. 

Cuando nuestra idea comenzó a convertirse en algo más que en un plan y quisimos compartirla, muchos nos dijeron que era una locura, la otra mitad ni nos tomaron en serio hasta que realmente llegó el día y nos marchamos con una mochila a la espalda y un sueño en el corazón.

Y aquí estamos hoy, inmersos en nuestro viaje, escribiendo historias, forjando recuerdos y creando esta página para demostrar que se puede, que no hay sólo un camino, que la vida no es vida si no eres feliz, si no tienes una motivación y una razón para sonreír cada día.

Así que llegados a este punto sólo podemos darte las gracias por estar aquí, gracias por pensar diferente. Este es el primer paso, nosotros empezamos así, leyendo, abriendo la mente, empezando a pensar que teníamos que dejar de correr para pararnos a vivir. Nos encantaría que siguieras con nosotros y descubras nuestra aventura, así te demostraremos que algo es imposible hasta que viene alguien y lo logra.

Y si nosotros podemos, tú también

Tendemos a pensar que no somos maestros en nada, que no tenemos nada que enseñar o que nadie va a estar interesado en lo que tengamos que decir. Pero podemos aportar más de lo que creemos,  debemos dejar de infravalorarnos y ver o buscar cómo aportar nuestro granito de arena a este mundo para que sea un lugar mejor.

Y si esto no sale bien pues como dice Jack en Pesadilla antes de Navidad:

"Pues me da igual, al menos lo intenté y por dios todos lo saben triunfé.

El cielo estuve ¡ahí! a punto de tocar y de mí grandes historias recordarán".



​Empieza ​el camino para ​recuperar el control de tu vida y de tu tiempo

​¡Suscríbete y ​no te pierdas nada!

Tendrás acceso a nuestro training gratuito (próximamente) y todos nuestros recursos.

​Otros pensamientos que te podrían interesar

Pensamiento o reflexión sobre nuestro viaje de vuelta forzado desde Bangkok, Tailandia, a España, por culpa de la crisis del coronavirus: Un relato sobre la empatía
Post ¿Qué significa viajar?, Pensamiento o relfexión sobre viajar, reflexionar, pensar
Pensamiento o reflexión sobre el miedo, qué es, que nos hace y cómo superarlo, sobre todo los irracionales para que no te controlen: Carta de despedida

Esta entrada tiene 7 comentarios

  1. Julia

    Hola chicos! Soy Julia de Nong Khiaw
    Felicidades por el blog está muy currado! Mucha suerte con el proyecto, os iré entrando a visitar a ver qué tal va el viaje 🙂

    1. Rocío y Juan, Párate a Vivir

      Hola Julia y a los demás!!!

      Gracias por tu comentario, a ver si coincidimos en algún otro lado otra vez, ha sido un placer conoceros =)

      Un abrazo a los cuatro!

  2. Irene Carrasco

    Que grande Rocío, esto es un proyecto maravilloso. Estaré muy atenta para ver la info que colgais. En mayo voy a Japón os iré visitando a ver si ponéis algo. Un besote de tu compi de grado.

    1. Rocío y Juan, Párate a Vivir

      Muchas gracias, Irene! Nosotros estaremos en Japón en abril. Creo que no nos dará tiempo a escribir la guía con tiempo para ti, pero si necesitas algo de info, no dudes en pedirla 😉
      Un abrazo grande y gracias por estar ahí y seguir nuestro proyecto

  3. Catalina Cobo

    Enhorabuena por este proyecto. Cuanta ilusión se os ve. Mucha suerte. Os seguiré con muchísimo interés¡

    1. Párate a vivir

      ¡Muchas gracias Catalina! La verdad es que estamos super ilusionados y queremos ver hasta dónde podemos llevar este proyecto e intentar ayudar a otros a dar el mismo pasito que hemos dado nosotros.

      Esperamos que disfrutes la aventura con nosotros 🙂

  4. Catalina Cobo

    Que maravilla. Cuanta fuerza e ilusión hay en este proyecto. Estoy deseando asistir a esta gran experiencia compartiendo todo lo que vais a vivir.
    Mucho ánimo y suerte chicos ¡¡¡

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.