Las mejores tarjetas para viajar

Las mejores tarjetas para viajar

Hasta que no viajas a otro sitio no te paras a pensar mucho en las tarjetas de crédito.

Pero cuando sales de tu país por cualquier motivo, es normal hacerse preguntas que te provocan muchas inseguridades.

Una de ellas suele ser el dinero y las dichosas tarjetas:

¿Cómo pagaré allí? ¿Me llevo efectivo o podré sacar cuando llegue?
¿Y si mejor cambio dinero en mi banco a la moneda de allí? ¿Me cobrarán muchas comisiones?
¿Y si me roban?

Nadie quiere empezar su viaje con un problema, perdiendo el tiempo buscando un banco para sacar dinero o darse cuenta de que no tiene posibilidad de acceder a él por algún motivo.

Esto, hasta hace pocos años, era un verdadero problema. Pero ya no.

Ahora hay muchas opciones para solucionar estos problemas, estar protegido pase lo que pase y no viajar con el miedo de qué pasará.

¿Quieres leerlo entero o te interesa algo en particular?

En este artículo vamos a ir de lo más básico y general a lo más complejo y específico, por lo que hay mucha información y puede ser muy denso. Si quieres puedes saltarte algo e ir directamente a lo que te interesa, puede que haya cosas que ya sepas. Podrías…

  • Leerlo todo, empezando por la información más básica de los apartados 1 y 2, por si el tema tarjetas y bancos aún te suena a chino.
  • Echar un vistazo al índice de abajo, a ver qué te llama la atención.
  • Saltar al apartado 3, donde hablamos de las mejores tarjetas de viaje a fondo.
  • Saltar al final del apartado 3, donde hacemos un resumen de las mejores tarjetas, en una tabla comparativa.
  • Saltar al apartado 4, donde te contamos nuestra experiencia viajando con varias tarjetas.
  • Saltar al apartado 5, donde te damos algunos consejos.

Intentamos mantener toda la información actualizada, pero no es fácil porque son muchas tarjetas y las condiciones cambian muy rápido sin previo aviso.
Antes de tomar ninguna decisión, comprueba todo y avísanos si algo no es correcto por favor. Más abajo te ayudamos con un listado de todo lo que tienes que saber.

Aquí te vamos a hablar de todas las tarjetas que puedes usar durante tus viajes, por separado o combinadas, para quitarte este problema de encima para siempre: podrás sacar dinero en cualquier país y te ahorrarás muchas comisiones en cambio de moneda y los sablazos de tu banco de toda la vida. Todo a la vez.

La única situación en la que no vas a poder hacer nada es cuando el cajero te dice que te va a cobrar una comisión si confirmas que quieres sacar dinero, ahí no te queda más que aceptarlo o irte a otro cajero. Más adelante te decimos qué cajeros evitar.
Tampoco vas a poder hacer nada si no tienes efectivo y no puedes usar la tarjeta, pero oye de ahí siempre salen anécdotas curiosas.

Según vayas leyendo verás que tenemos una opinión muy clara sobre qué tipo de bancos debes buscar y cuáles evitar a toda costa.
Esto es porque nuestra experiencia con uno y con otro ha sido bien distinta y nos sorprendió que viendo las opciones tan buenas que hay, muchas personas sigan optando por algunas tan malas. Esto suele ser por la fuerza de la costumbre y por falta de información. Vamos a intentar solucionar lo segundo al menos aquí.

Primero te contamos todos los detalles para que sepas qué comisiones te pueden cobrar cuando viajas, qué debes evitar y qué opciones tienes, porque hay varias tarjetas muy buenas para viajeros.

1. Qué debes saber sobre las tarjetas bancarias, ya sean de débito o de crédito

Vamos a empezar por lo más básico para que quede todo claro. Si sólo quieres saber cómo evitar las comisiones durante tus viajes, salta al apartado 3.

1.1 Diferencia entre tarjeta de débito y de crédito

Parece una tontería pero muchas personas no saben la diferencia y es que, al final, es bastante común hablar de “tarjetas de crédito” para referirnos a ambas. Vamos a empezar hablando de una, después la otra y terminamos con una tabla comparativa.

Tarjeta de débito

Es la más común porque es la que conceden todos los bancos siempre con una cuenta bancaria y, por lo general, a todo el mundo. Es muy raro que exija algún requisito, salvo en algunas cuentas con un uso muy concreto en las que no sea necesaria.
Por lo general es gratuita, no tiene gastos de emisión ni de mantenimiento, sólo algunos bancos te cobrarán por los gastos de envío y en caso de que tengas que renovarla antes de tiempo.

Funciona como un monedero, es tan simple como que usa el dinero directamente de tu cuenta bancaria asociada. Si hay dinero, podrás pagar y si no, pues no.

Las ventajas son que es fácil de conseguir, gratuita y que nunca hará que te metas en problemas, al no permitir que te gastes más de lo que tienes. Es decir, nunca estarás en números rojos.
Además, al ir descontando el dinero de tu cuenta al instante, es mas fácil llevar un control de tus gastos.

Pero tampoco es perfecta: no sirve para todo. Habrá situaciones como alquileres de coche o algunas reservas especiales en las que te dirán que no es válida, que para hacer ese pago o reserva, necesitas una tarjeta de crédito.
Tampoco te será de utilidad si tienes una emergencia y no hay dinero en tu cuenta, no podrás hacer nada con ella.

Tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito van un paso más allá que las de débito y tienen un gran poder, pero también conllevan una gran responsabilidad.
La diferencia entre ellas se podría resumir en que a la tarjeta de crédito no le importa cuánto dinero tienes en tu cuenta bancaria, ella seguirá funcionando. Si esto es bueno o malo, depende del uso que le des.

Al tener esta capacidad extra, suele ser más difícil o costosa de conseguir​, ya que debes demostrar a tu banco que no vas a gastar miles de euros con ella con una cuenta casi a cero y huir a México. Por eso suelen pedir que domicilies tu nómina para demostrar que podrás hacerte cargo de todo lo que compres con ella.
También suelen llevar asociado un coste, tanto de emisión como de mantenimiento anual.

*Aunque siempre hay opciones más interesantes: algunos bancos la ofrecen sin necesidad de nóminas y totalmente gratuitas. Son pocas posibilidades y la mayoría en bancos tradicionales pero las hay.

Una vez la consigas, su funcionamiento es algo distinto a las de débito, ya que no cargan el gasto a tu cuenta bancaria de manera directa, sino que se va sumando todo lo que compres con la tarjeta de crédito y, a final de mes, se hará un único cargo con la suma de todo a tu cuenta bancaria.

Siempre tienen un límite de gasto mensual para evitar problemas mayores pero no consulta el saldo en tu cuenta antes de confirmar una compra.
Además suelen ofrecer la opción de financiar tus gastos con la tarjeta para que si te has gastado más de lo que tenías, en lugar de dejarte en números rojos, lo pagues repartido en varios meses a cambio de un porcentaje de comisión. Aquí es donde surge la sonrisa diabólica del banquero como te estarás imaginando.

La ventaja principal y que la hace tan importante estando de viaje es que, a veces, sólo te permitirán pagar con tarjeta de crédito, por eso es importante que lleves una contigo.
También en caso de emergencia siempre puedes contar con ella, aunque no haya dinero en tu cuenta.
Otra ventaja es que te protegerá en ciertas situaciones en las que deban devolverte el dinero o haya algún cargo erróneo en tu tarjeta. En estos casos la tarjeta de débito te deja con el culo al aire y es más tedioso solucionar los problemas.

Pero tiene sus inconvenientes: a veces no es gratuita o te exige requisitos que la de débito no tiene, corres el riesgo de gastar más de lo que tienes y terminar en números rojos, lo que supone más gastos o financiar ese cargo a varios meses con su correspondiente comisión, lo que también supone más gastos, a veces abusivos hasta el punto de que pueden ser considerados como usura (hola Wizink Oro).
Otro detalle a tener en cuenta es a la hora de controlar tus gastos: los cargos de la tarjeta los podrás ver en un listado aparte de los de la cuenta bancaria en sí, por lo que es algo más enrevesado llevar el control de tus gastos y en nuestra opinión es un incordio, siempre tienes que esperar un mes y pico para ver esos gastos reflejados junto al resto de gastos.
Además cuando estés de viaje, el uso principal que vas a ha​cer de tu tarjeta en algunos países es sacar dinero de los cajeros y las tarjetas de crédito siempre tienen una comisión fija porque en realidad no estás sacando tu dinero, sino que le estás pidiendo un mini-crédito al banco. Por eso, usa en los cajeros sólo tarjetas de débito.

Tabla comparativa


Débito

Crédito

Requisitos

Ninguno, tarjeta gratuita fácil de conseguir.

Suelen tener un coste de emisión y de mantenimiento y los bancos más tradicionales pueden pedir que domicilies tu nómina.*

Funcionamiento

Funciona como un monedero, usa el dinero de tu cuenta bancaria.

Tienen un límite de gasto mensual, sin importar tu saldo en la cuenta. A final de mes te lo restan de tu cuenta bancaria, sin importar cuánto dinero tengas.

Ventajas

Fáciles de conseguir, nunca te dejará en números rojos y es fácil llevar un control de tus gastos.

Te protege de imprevistos y emergencias y es válida para pagar lo que sea.

Inconvenientes

No sirve para todo (alquiler de coches, algunas reservas…) y si te quedas sin dinero, no hay nada que hacer.

Puedes meterte en problemas si gastas más de lo que debes (números rojos, deudas, intereses...), es más difícil de conseguir y de controlar tus gastos.

¿Cuál es mejor? Depende del uso que le vayas a dar y lo bien que sepas gestionar tu dinero. Con la de débito estás más protegido ante ti y tus errores, mientras que con la de crédito te proteges del resto del mundo y sus errores.

Como conclusión, ¿débito o crédito? Pues ambas, una o varias de débito y una de crédito.

1.2 ¿Visa o MasterCard?

Todo el mundo sabe que una tarjeta puede ser una Visa o una MasterCard, pero… ¿qué diferencia hay en realidad?

Pues para la mayoría de personas, ninguna. Son dos tecnologías muy similares que para el día a día, sirven para lo mismo, funcionan igual y son igual de seguras (tanto físicamente como para pagos online). Cuando vas a pagar con tarjeta es muy raro que te pregunten si es una u otra. Pero no siempre es así, así que vayamos con las diferencias.

Las tarjetas Visa son válidas en más establecimientos y cajeros en el mundo ​en comparación con las MasterCard pero, en cambio, hay más países ​donde podrás usar una MasterCard que una Visa.

Es decir, Visa está más extendida y es más popular, pero MasterCard tiene un mayor alcance. MasterCard se podría resumir con el dicho ​"el que mucho abarca poco aprieta" pero claro, en este caso abarcar más puede ser muy importante.

¿Quieres saber cuál es mejor? Pues la respuesta es clara: ninguna y las dos. A día de hoy no se puede decir que haya una que sea superior al ser tan similares y sólo en casos muy concretos te interesará una por encima de la otra.

Y nos referimos a que las dos son mejor porque lo ideal es tener ambas, sobre todo si vas a viajar a varios países. Puede darse el caso de que te encuentres en un sitio donde te valga sólo una y en el siguiente país, sólo la otra.

Por lo tanto, ¿Visa o MasterCard? Respuesta: ambas.

2. Qué mirar a la hora de elegir una tarjeta de débito/crédito

Todos conocemos el dicho de que la banca siempre gana. Esto es verdad porque, hasta cierto punto y por desgracia, en la economía actual es muy difícil que pierdan y eso no va a cambiar por ahora. Pero que no pierdan no quiere decir que no podamos controlar cuánto van a ganar. O lo que es más importante: cuánto nos van a ganar.

Vamos a ver todo lo que hay que tener en cuenta para controlar qué nos pueden cobrar. Después veremos cómo conseguir que nos cobren el mínimo o evitarlo por completo.

2.1 Comisiones

Nos estamos refiriendo a las comisiones, que es donde los bancos nos pueden hacer mucho daño y se aprovechan de la necesidad que tenemos de ellos cuando más falta nos hacen, que es cuando estamos en el extranjero de viaje.

Pero eso por suerte sí está cambiando. Han surgido nuevas compañías bancarias, las llamadas 2.0, que están más alineadas con el presente y nos ayudarán a evitar algunas comisiones o todas, según qué opción elijas. Pero primero vamos a ver qué tipo de comisiones hay y cómo nos afectan.

Cuando usamos tarjetas bancarias, ya sea para hacer un pago o para sacar dinero de un cajero, nos pueden cobrar 3 tipos de comisiones y las vamos a explicar siguiendo la línea imaginaria desde el sitio en el que estamos usando la tarjeta hasta que esa orden de pago llega a nuestro banco:

Esquema 3 comisiones bancarias a evitar (surcharge fee, cambio de divisa y propia del banco por usar un banco extranjero)
  • La primera comisión que nos vamos a encontrar es la del propio cajero o establecimiento ​donde queremos sacar dinero o pagar algo. Suele llamarse surcharge fee o checkout fee.
    Esta comisión no se puede evitar o al menos no podrá hacerlo tu banco por ti, sólo puedes buscar otro cajero o establecimiento que no te cobre esta comisión. Hay países donde vayas al cajero que vayas te cobrarán una comisión, pero en otros es fácil elegir el cajero correcto. Un poco más abajo te decimos cómo.
  • La segunda comisión es el cambio de divisa, se da sólo si el pago es en una moneda distinta a la de tu banco.
    Por ejemplo, si tu banco es español (euros) y pagas un Pad Thai en Tailandia (bahts). En este caso, para que te puedan cobrar en tu cuenta en euros, alguien tendrá que hacer la conversión de bahts a euros, y quién la hace es muy importante: si el cajero/establecimiento o tu banco.
    En este caso la respuesta es clara: elige siempre tu banco o, lo que es lo mismo, no hacer la conversión durante el pago, que te cobren en la moneda extranjera y ya, después, tu banco hará el cambio.
    Y hay una manera de evitar que tu banco te cobre esta comisión y depende de qué banco uses. Además de no cobrar comisiones, es importante el tipo de cambio que te hagan. Más abajo explicamos esto y verás cómo lo gestiona cada banco.
  • La tercera y última comisión (hasta que inventen otra) es la comisión de tu propio banco, lo que añade al cargo por haber sacado dinero en un banco en el extranjero, una vez que ha llegado la orden de pago a tu banco.
    Es por tanto una comisión que también dependerá por completo de tu banco y que hasta no hace mucho era inevitable, pero con lo que te contaremos abajo, los bancos 2.0, no tendrás que preocuparte por esto.

A todo esto habría que añadir una comisión extra que es muy fácil de evitar, a no ser que te encuentres en una emergencia: usar una tarjeta de crédito en un cajero.
Evítalo a toda costa, nunca uses una tarjeta de crédito en un cajero a no ser que no tengas más remedio ya que estas tarjetas, al no funcionar como las de débito, no están pensadas para sacar dinero en efectivo. El resultado es que siempre te cobrarán una comisión por ello que dependerá de tu banco pero suele ser lo suficiente como para que te lo pienses dos veces o al menos no hacerlo muy a menudo.

2.2 Costes de apertura, emisión y mantenimiento

Ahí van otros tecnicismos bancarios que pueden quedar claros sólo con su nombre, pero es mejor explicarlos para evitar malentendidos después.

Coste de apertura se refiere al dinero que te cobran por abrirte una cuenta en su banco, también conocido como gastos de gestión.

Los gastos de emisión son lo mismo pero para tener la tarjeta de débito o crédito asociada a esa cuenta. Por lo general, la de débito es gratuita y la que es más probable que quieran cobrarte sea la de crédito.
Algunos bancos 2.0 empezaron cobrando por sus tarjetas por los gastos de envío por correo, aunque la mayoría ya la envían gratis, con la excepción de Revolut, aunque si te abres la cuenta con un enlace de recomendación como el nuestro que encontrarás más abajo, también es gratis.

El coste de mantenimiento es un precio fijo que asignan para cobrarte algo una vez al año. Habitual de los bancos tradicionales y de las opciones Premium de los bancos más modernos.

Cobrar estos costes es una de las pocas batallas que poco a poco ha ido perdiendo la banca tradicional, que ya es algo. Las comisiones van a seguir ahí intentando incordiar mucho tiempo, pero no los famosos costes que imponían al abrirte una cuenta bancaria o de mantenimiento y lo mismo por las tarjetas.

Algunos bancos tradicionales siguen aferrándose a estos costes mientras que los bancos 2.0 es raro que lo hagan, al igual que muchas personas (por lo general mayores), se aferran de la misma manera a la banca tradicional, mirando con recelo y desconfianza a los nuevos bancos online, que ofrecen tan buenas condiciones que parecen una estafa. Por suerte, no lo son. O bueno, no todos, tampoco todo lo que reluce es oro. Luego hablaremos de un caso en el que parecía una gran oportunidad y resultó ser una estafa (hola de nuevo Wizink Oro).

2.3 Tipo de cambio

Para poder evitar perder dinero cuando paguemos en una moneda extranjera, es decir la segunda comisión (¿recuerdas el dibujo?​), tenemos que fijarnos en el tipo de cambio que nos va a hacer nuestro banco.

Hay de varios tipos pero los vamos a dividir en dos grupos bien claros, primero los tipos de cambio que debemos buscar y que son justos y segundo el tipo de cambio a evitar.

  • Tipo de cambios a buscar: todos los que hacen el cambio más justo, siguiendo una medida oficial del valor de conversión actualizado de una moneda a otra de una manera objetiva. Estos cambios son los que usan las tarjetas bancarias que recomendaremos más abajo.
    Los 3 casos más claros de tipos de cambio justos son el cambio oficial de Visa y MasterCard y el cambio interbancario. Sin entrar en detalles, esos 3 tipos de cambio hacen una conversión directa del valor de la moneda extranjera a la de tu banco sin añadir comisiones, o al menos es una comisión casi nula.
    Un caso especial es el de TransferWise, detallado más abajo, que ofrece un “cambio mínimo garantizado”, suena sospechoso y hasta cierto punto lo es pero, a día de hoy, sigue siendo un buen cambio.
  • Tipos de cambio a evitar: simple y llanamente el tipo de cambio que usa la mayor parte de la banca tradicional donde hacen la conversión como les interesa, sin mirar demasiado el cambio oficial, de manera que sacan un beneficio a tu costa, igual que hacen las oficinas de cambio de moneda en cualquier ciudad turística.
    En una conversación informal en tu sucursal, sería algo parecido a “Tu cuenta no está pensada para pagar en monedas extranjeras, para eso tenemos otras cuentas en las que te cobraremos otras comisiones, así que cuando hacemos la conversión de una moneda extranjera a la nuestra, hacemos el cambio de manera que nos convenga a nosotros para cobrarte un par de euros extra y sin olvidar la comisión por el esfuerzo que nos ha supuesto inflarte el cambio de moneda. Muchas gracias por su visita.” con una magnífica sonrisa en la cara todo el tiempo, por supuesto.

2.4 Comisiones y límites en cajero

Otro punto importante en cuanto a las comisiones en los cajeros es que, vale, hay ciertas tarjetas con las que poder evitarlas, pero hay que tener cuidado porque tienen un límite. Es decir, llegado un punto no te evitarán las comisiones por usar la tarjeta en el extranjero o por sacar en una moneda extranjera y funcionarán parecidas a cualquier otra tarjeta.

Las condiciones suelen ser un máximo de efectivo al mes o un número de veces que puedes sacar dinero cada mes.
Pasado ese límite, te empezarán a cobrar un % de comisión que suele rondar el 2% de lo que saques.

Ocurre parecido a la hora de pagar con tu tarjeta. Con las opciones de las que te vamos a hablar, podrás pagar sin comisiones pero con algunas sólo hasta un límite al mes. No te preocupes porque suele ser más que suficiente para un buen viaje.

El límite suele reiniciarse al principio de cada mes, pero esto varía de un banco a otro.

2.5 Características especiales de cada banco

Hay otros aspectos que según cada persona pueden decantar la balanza completamente, desde tener una app para el smartphone que te permita operar completamente online o las medidas de seguridad que implementen porque algunas te pueden incapacitar para hacer pagos online si estás en otro continente. Por ejemplo, hay algunos SMS con códigos de confirmación que no te llegarán.
Esto es muy importante porque puedes creer que lo tienes todo controlado, tus tarjetas preparadas para cualquier situación y una vez pisas el extranjero, todo lo que has hecho no ha servido para nada.

También hay que tener en cuenta ciertas características de los bancos, en especial los 2.0 que suelen buscar innovar y llamar la atención entre tanta competencia. Y cuando se pelean entre ellos, el cliente siempre sale ganando. Por ejemplo, hay bancos que incluso te regalan dinero por usar su tarjeta, otras te permiten operar en varias monedas y ser tú quien controla el cambio entre ellas.

Suena imposible, pero es así. Y sabemos que es verdad porque son las tarjetas que usamos nosotros. Más adelante le ponemos nombre a cada tarjeta, sus ventajas y te recomendamos cuál debes usar en tu caso.

2.6 Todo lo que debes comprobar antes de tomar una decisión

Esto es todo lo que tienes que saber y las características a las que más atención debes ​prestar. Nosotros analizamos varios bancos siguiendo estos criterios y nos ayudó a descartar la mayoría.

Como dijimos al principio, intentamos que la información que ves aquí esté siempre actualizada pero es posible que algunas condiciones hayan cambiado, los bancos suelen modificar sus comisiones sin previo aviso así que es mejor revisarlo antes de tomar una decisión.

Para que te sea más fácil comprobarlo por tu cuenta, te dejamos aquí resumido todo lo que debes comprobar antes de hacer nada y así poder comparar sintiéndote un gurú de las finanzas:

  • Coste de apertura y de mantenimiento.
  • Coste de emisión y mantenimiento de las tarjetas de débito y de crédito.
  • Tipo de tarjeta.
  • Tipo de cambio.
  • Comisiones en cajero (si es fija o después de su límite).
  • Límites en cajero y en pago con tarjeta y cuándo se reinician.
  • Otras características especiales de cada tarjeta o cuenta bancaria.
  • Cada tarjeta de cada banco, piensa para qué la vas a usar, si la necesitas y si es suficiente o necesitas combinarla con otras.

3. Las mejores tarjetas de crédito y de débito para viajeros

Sabemos que suena todo muy bonito y puede que pienses que hay truco a continuación, pero no lo hay. Es tan simple como que están surgiendo nuevas opciones, hay mucha competitividad y con un poco de ingenio puedes evitar las trampas bancarias. Y por supuesto sin hacer nada ilegal.

Nosotros también estábamos preocupados antes de empezar nuestro primer gran viaje por el mundo, porque hasta entonces cada viaje nos había supuesto un gasto en comisiones que asustaba. Pero investigamos un poco y nos sorprendimos tanto como lo harás tú ahora al descubrir que combinando un par de tarjetas, se pueden evitar todos estos gastos abusivos y usar tu dinero por el mundo completamente gratis.

Ahora estarás deseando saber cómo evitar esas comisiones, pues te vamos a presentar primero la que mejor nos ha funcionado, después un par más complementarias para que lo tengas todo y al final, por si no quieres esperar, una tabla comparativa para que veas de manera rápida las características de cada una si no quieres tantos detalles.

3.1 BNext

Ya empieza a ser bastante conocida. Es una empresa tecnológica española bastante nueva que lo está haciendo tan bien que incluso le está haciendo la competencia a otras startups parecidas de Reino Unido, donde están surgiendo muchas bancas online similares, de hecho las siguientes 3 opciones son todas inglesas, para que te hagas una idea.

Que ojo, BNext no es un banco como tal, es sólo una empresa tecnológica que hace de intermediario entre el cliente (tú) y una banca con la que ellos operan. Aunque lo hacen tan bien que el resultado es que no notarás la diferencia, todo funciona como si ellos fueran el banco. Lo bueno que tiene esto y lo que les ha catapultado al éxito internacional es que su labor de intermediario es excelente, absorbiendo costes para que tú, como cliente final, no tengas que pagar nada.

Nosotros la recomendamos porque es la tarjeta principal que hemos usado cuando viajamos, la que mejor nos ha funcionado siempre y porque es la única que tiene un límite sin comisiones de 500€, mientras que las demás tienen un límite de sólo 200€, la diferencia es abismal.

¿Qué ofrece BNext? Pues básicamente todo, a ver si puedes mejorar esto:

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito* Visa gratis.
  • De todas las tarjetas de viaje que te recomendamos, esta es la única que es Visa, punto muy importante.
  • Cambio oficial de Visa, sin esconder ninguna comisión aprovechando el cambio de divisa.
  • Sin comisiones en cajero por sacar dinero en el extranjero ni por cambio de divisa hasta un límite de 500€ al mes o sacar dinero 3 veces al mes (después es un 1,5%).
  • Sin comisiones por pagar con tarjeta hasta un límite de 2.000€ al mes (después es un 1,5%).
  • Los límites se reinician al empezar cada mes (mes natural).
  • App móvil completa y con soporte muy bueno (por experiencia propia).
  • Posibilidad de tener una tarjeta de débito virtual.

*La tarjeta no es de débito, es prepago, pero no hay ninguna diferencia entre una y otra, ya que está asociada al saldo de tu cuenta en BNext.

Y sabes que todo esto es verdad porque son completamente transparentes y, lo que es mejor, en realidad la banca con la que ellos operan sí que cobra comisiones por operar en el extranjero y por el cambio de divisas pero BNext lo paga por ti; sí, como lo estás leyendo.

Nuestra experiencia con BNext

Para que te hagas una idea de cómo BNext se hace cargo de los gastos, en nuestro primer día en Bangkok sacamos 10.000 bahts que son redondeando unos 300€ y BNext se hizo cargo de 6,56€ en comisiones que cualquier otro banco te hubiese cobrado, sino más.

¿No te lo crees? Te contamos al detalle lo que ocurrió con captura de pantalla y todo para que flipes tanto como lo hicimos nosotros al verlo en la pantalla del móvil al llegar al hostal aquel día.

El 3 de enero, nada más llegamos a Tailandia, sacamos 10.000 bahts aceptando pagar además 220 bahts de surcharge fee, porque en Tailandia no hay manera de evitar esa comisión, todos los cajeros allí tienen una comisión de al menos 200 bahts.

Ese día el cambio oficial de Visa era de 1 baht = 0,0298075754€, por lo que la comisión del malvado cajero, 220 bahts equivalía a 6,56€.

Aquí tienes lo que vimos en la cuenta:

BNext captura devolución comisiones

BNext nos hizo dos cargos ese día:

  • 2,19€ por la comisión bancaria por sacar dinero en el extranjero (comisión de tipo 3).
  • 309,20€ por los 10.000 bahts + la comisión por cambio de divisa (tipo 2) + comisión propia del cajero (tipo 1).

Y, justo después el mismo día, BNext nos hizo dos reintegros:

  • 4,57€ para devolvernos al completo la comisión tipo 2 del segundo cargo.
  • 2,19€ para devolvernos al completo la comisión tipo 3, el primer cargo.

Eso hace que al final, lo que nos costó ​sacar 10.000 bahts fue 304,63€ de los que si restas la comisión tipo 1 del cajero, totalmente inevitable, los 10.000 bahts nos “costaron” 298,07€.
Es decir, nos hicieron el cambio oficial de Visa con 0 comisiones de ningún tipo: 1 THB = 0,029807€.

Piénsalo bien: abrimos una cuenta bancaria con BNext totalmente gratuita, no pagamos nada, ingresamos dinero sin ningún coste antes de empezar nuestro viaje, volamos a Tailandia y sacamos casi 300€ en Bangkok con nuestra cuenta bancaria española en el primer cajero que nos dio la gana (los 220 bahts nos los iban a cobrar igual) y BNext se encargó de que no pagáramos un céntimo de más. Sólo nos restó el dinero que habíamos sacado con el cambio oficial de Visa y la comisión que nosotros aceptamos del cajero.
BNext no se llevó nada en ningún momento. Bueno sí, dos clientes contentos.

Las únicas pegas que le hemos encontrado es que para ingresar dinero, por ahora sólo lo puedes hacer con transferencias de hasta 500€ pero dicen que lo van a ampliar más adelante.

Está más que justificado teniendo en cuenta que es la única tarjeta que te va a permitir sacar hasta 500€ al mes en el extranjero sin comisiones.

En resumen: es la tarjeta principal que usamos en nuestros viajes, la que menos problemas nos ha dado y la que creemos que es la mejor por ahora.

¿Quieres tener la tarjeta de BNext?

Sólo tienes que entrar en este enlace o pulsando en la imagen de abajo

BNext tarjeta débito sin comisiones, gratis

Para abrirte una cuenta en BNext, descárgate su app, sólo necesitarás tener tu DNI a mano para hacerle una foto y demostrar que eres tú. No te cobrarán nada y son apenas 2mins. Recibirás la tarjeta de débito o prepago en 48h por envío urgente y sólo podrás recogerla tú.

Entra aquí para más información.

3.2 Revolut

Revolut es otra banca 2.0, banca digital o banca móvil que es en cierta forma la precursora de BNext, pero en Reino Unido. Y es que son bastante parecidas. En comparación, Revolut sale perdiendo en cuanto al límite mensual sin comisiones (200£ en lugar de 500€) pero le gana sumando una ventaja que comparte con TransferWise (te permite gestionar en tu cuenta varias monedas a la vez y mover tu dinero de una a otra cuando quieras) y a la hora de ingresar dinero en tu cuenta (mientras BNext era por transferencia máxima de 500€, Revolut tiene un límite más que de sobra de 5.000£ al mes).

Si no te parece suficiente, Revolut tiene el mejor cambio posible y que nadie más tiene: interbancario. Es ligeramente mejor que los otros dos que debes buscar, el cambio oficial de Visa y el de MasterCard. No hay nada mejor.

También cuenta con la posibilidad de tener tarjetas virtuales. Funcionan igual con la diferencia de que no la tienes físicamente en el bolsillo, muy útil para compras online. Para usarla durante tus viajes quizás no es algo muy importante, ya que es importante tener la tarjeta física para usarla en establecimientos y cajeros, pero nunca viene mal una opción extra.

Como ves, tiene sus diferencias pero al final es muy parecida a TransferWise y se mantiene a la misma distancia que esta respecto a BNext. Por tanto, sí, es otra tarjeta complementaria a BNext.

¿Qué hicimos nosotros? Tenerlas todas. Al ser gratuitas (BNext, TransferWise y Revolut), no nos suponía ningún coste más allá de tener más apps en el móvil o llevar un plástico más en el bolsillo. A cambio tienes la tranquilidad de que tu dinero está repartido en distintas tarjetas que puedes repartir en distintas partes de tu mochila o bolsillos, además de la tranquilidad de saber que si una tarjeta te falla en el cajero, la pierdes o se estropea, siempre tienes otra. Entre las 3 tarjetas puedes sacar 900€ al mes sin comisiones.

Por eso Revolut no es una pérdida de tiempo, todo lo contrario: es justo lo que necesitas, más de lo mismo.

¿Qué ofrece Revolut?

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito MasterCard gratis, siempre que uses este enlace, si no te cobrarán 6€ por los gastos de envío de la tarjeta.
  • Cambio interbancario, el mejor posible de todos, sin esconder ninguna comisión aprovechando el cambio de divisa.
  • Sin comisiones en cajero por sacar dinero en el extranjero ni por cambio de divisa hasta un límite de 200€ al mes (después es un 2%).
  • Sin comisiones por pagar con hasta un límite de 6000€ al mes (después 2%).
  • Los límites se reinician el mismo día que abriste tu cuenta en Revolut (puedes consultarlo en la app).
  • App móvil completa desde la que puedes gestionar varias monedas a la vez según las vayas activando en tu cuenta.
    Cuando haya un gasto, lo descontará de la cuenta en la moneda en la que se ha realizado el pago si la tienes activada (para así evitar cualquier cambio de divisa que te perjudique), si no se cargará en tu moneda principal.
  • Posibilidad de tener una tarjeta de débito virtual.

Como ves Revolut es a la vez otra tarjeta tan buena como las demás, pero también tiene sus propias características, por lo que te puede resultar muy interesante. Se parece a BNext sin llegar a su límite mensual, se parece a TransferWise sin tener su capacidad para gestionar tantas monedas a la vez, pero puede sacar pecho de ser la única que tiene el tipo de cambio interbancario, lo que puede ser algo muy importante según el país en el que estés.

Y como siempre, es otra opción más, para asegurarte de que tu dinero no depende únicamente de un banco, que el quedarte sin duro estando en la otra punta del mundo no lo controla un único trozo de plástico en tu bolsillo.

3.2.1 Revolut Junior

Por ahora está disponible sólo para usuarios Premium y Metal de Revolut, pero es un extra muy interesante: es una cuenta para jóvenes de 7 a 17 años, para que tengan acceso a una cuenta bancaria pero todo controlado desde tu cuenta principal como padre/madre/tutor.

Nuestra experiencia con Revolut

Cuando nos fuimos de viaje a Asia, fue la segunda tarjeta a la que más importancia le dimos (la primera es la de BNext). La teníamos como plan B para sacar dinero en los cajeros y a la par que BNext a la hora de pagar con tarjeta. Por suerte, no ha habido situaciones donde BNext nos falle y apenas la hemos tenido que utilizar, pero cuando la hemos usado para repartir gastos entre las distintas tarjetas, no nos ha dado problemas.

Es la tarjeta perfecta para cubrir las espaldas a BNext o TransferWise en cualquier tipo de pago.

¿Quieres tener la tarjeta de Revolut?

Pues te costará 6€ por el envío pero, si sigues este enlace ¡la tendrás gratis! O pulsando en la imagen también.
Para solicitarla sólo necesitas descargarte su app, rellenar tus datos y hacer una foto de tu DNI o pasaporte.

Revolut tarjeta débito gratuita sin comisiones

3.3 TransferWise

Todo el mundo la conoce por la posibilidad de hacer transferencias internacionales al mejor precio. Nosotros mismos la hemos usado varias veces para transferencias entre Reino Unido - España y para España – Argentina, siempre sin problemas, teniendo el mejor cambio posible y con una comisión mucho más baja que lo que te cobraría un banco tradicional.

Pues desde hace un tiempo también funciona como una entidad bancaria propia con su cuenta Borderless y puedes pedir tu tarjeta de débito gratis. Es una opción muy buena, ya que al haber establecido primero el sistema para hacer transferencias entre países y por tanto entre monedas, están más que preparados para ofrecer las mejores condiciones para que uses su tarjeta en otros países y con otras monedas, pudiendo ofrecer al igual que BNext cero comisiones y el mejor cambio, aunque su límite está en 200£ o 250$ al mes y según la moneda puede que te cobren una pequeña comisión si no la tienes habilitada en tu cuenta. Por lo demás es perfecta.

¿Por qué te puede interesar esta opción si BNext es igual de buena y mejor? Porque puede que 500€ al mes se te quede corto, porque su tarjeta de débito es MasterCard y así ya tendrías los dos tipos de tarjeta y así evitas poner todos los huevos en la misma cesta. Esta respuesta en realidad vale tanto para TransferWise como para Revolut a continuación.

Además, como es una empresa acostumbrada a trabajar con cambios de moneda y ofrecer siempre el mejor, su cuenta Borderless no se llama así por casualidad. Es porque en una misma cuenta puedes operar con varias monedas a la vez (más de 50) y mover tu dinero de una a otra, permitiéndote que hagas el cambio cuando te viene bien a ti. Es decir, no es sólo que el cambio que ofrecen sea muy bueno, es que además si quieres puedes jugar por tu cuenta con los cambios de moneda.

Es básicamente, junto a Revolut, el complemento perfecto para BNext.

¿Qué ofrece TransferWise?

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • ​Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito MasterCard gratis.
  • Cambio mínimo de TransferWise, sin esconder ninguna comisión aprovechando el cambio de divisa.
  • Sin comisiones en cajero por sacar dinero en el extranjero ni por cambio de divisa hasta un límite de 200£ o 250$ al mes (después es un 2%), siempre que esa divisa o moneda sea una de las que tienes activada en tu cuenta de TransferWise.
    Si no la tienes activada, pueden cobrarte una comisión pero que rondará el 0,50% la mayoría de las veces.
  • Sin comisiones por pagar con tarjeta si esa moneda es una de las que usas en tu cuenta. Si no, al igual que en el cajero te cobrarán una comisión dependiendo de la moneda que sea, mira el enlace anterior.
  • Los límites se reinician cada 30 días, desde el día que empieces a usarla.
  • App móvil completa, sin necesidad de SMS de verificación sólo de un smartphone autorizado donde puedes gestionar a la vez tu cuenta bancaria (y su tarjeta) y las transferencias internacionales que hagas.
  • No sólo puedes gestionar más de 50 divisas para hacer transacciones, es que además tendrás datos bancarios para cinco de las principales monedas del mundo (EUR, USD, GBP, AUD, NZD y PLN), es decir, es como si tuvieras 5 cuentas bancarias en una. Sólo TransferWise te ofrece esto.

Es otra tarjeta que también hemos usado en nuestros viajes. Al principio la teníamos como una opción extra de seguridad pero al final se ha convertido en nuestra segunda mejor tarjeta, por detrás de BNext. Lo ha conseguido porque a la hora de pagar vuelos o reservas online en una moneda extranjera es la más cómoda de todas y nos han hecho muy buen cambio de moneda.

Nuestra experiencia con TransferWise

Ya teníamos una cuenta en TransferWise desde antes de empezar a viajar por el mundo. La usábamos para pasar dinero de Reino Unido a España por lo que ya habíamos probado el cambio que hacen y lo barato que sale en cuanto a comisiones.
Por lo que no dudamos un segundo en sacarnos su tarjeta de débito en cuanto pudimos y nos ha ido tan bien como con sus transferencias.

No nos ha dado ningún problema y es de hecho la que mejor nos ha funcionado a la hora de hacer algún pago online algo complicado estando en el extranjero. Tiene la ventaja de que no necesita ningún tipo de confirmación por SMS para pagos seguros, sólo requiere que apruebes la compra desde tu smartphone, haciendo todo más fácil cuando estás en otro continente.

¿Quieres tener la tarjeta de TransferWise?

Puedes abrirte una cuenta desde la que solicitar la tarjeta gratis a través de este enlace o pulsando sobre la imagen.

TransferWise, consigue tarjeta débito gratuita con cuenta 5 en 1, menos comisión y mejor cambio garantizado

3.4 Otras opciones muy similares

Si por algún motivo alguna de las opciones anteriores no te convence o quieres alguna más para ir sobre seguro, hay otras bancas online/digitales/2.0 muy buenas.

Sólo piensa en cuántas tarjetas quieres dividir tu dinero y ve a por ello​. Debido a la gran competitividad que hay ahora, todas ofrecen como habrás visto más o menos lo mismo y lo más importante, gratis. Da igual que tengas 3 cuentas o 6, no te va a suponer ningún gasto extra (al menos económico, tu tiempo es otra cosa).

Más abajo te contamos nuestra experiencia al completo pero te adelantamos que nosotros nos fuimos de viaje con 5 cuentas bancarias cada uno y de manera habitual usábamos 3 o 4, la quinta sólo estaba por si un mes necesitábamos más dinero (y seguir evitando las comisiones).

Sea por lo que sea, si quieres saber otras buenas opciones, te contamos las mejores:

3.4.1 N26

No la hemos probado pero muchos la ponen como una de sus primeras opciones al viajar. Básicamente es igual de buena que BNext o Revolut pero, según dicen, un poco más fiable porque donde alguna vez les ha fallado alguna tarjeta, la de N26 les ha funcionado sin problemas, dándote un extra de seguridad.

No podemos decir nada al respecto porque no la tenemos pero parece ser muy buena y la única pega que se le puede buscar es que tiene una comisión fija por retirada en cajero de 1,7% de moneda extranjera en comparación con el 0% que podemos conseguir con las otras.

¿Qué ofrece N26?

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito MasterCard gratis.
  • Cambio oficial de MasterCard, sin esconder ninguna comisión aprovechando el cambio de divisa.
  • 1,7% de comisión por sacar dinero en moneda no euro, sin límite de cantidad.
  • Al margen de ese 1,7%, tiene 5 retiradas al mes gratuitas, después cobran 2€.
  • Sin comisiones por pagar online en cualquier moneda.
  • Gran fiabilidad según la experiencia de muchos viajeros.

Como ves, tiene algunas diferencias. Siempre que saques dinero te cobrarán una comisión, por lo que hasta que no llegues a los 500€/mes, BNext sale ganando en comparación. Después necesitarás tener cuentas secundarias como Revolut o TransferWise si necesitas más dinero en ese mismo mes.

Se podría decir que N26 es la mejor opción si no quieres romperte la cabeza con tantas cuentas distintas y no ves necesario repartir el dinero en varias cuentas por seguridad.

Si asumes desde el principio esa comisión del 1,7% cada vez que saques dinero en el extranjero, es la tarjeta perfecta. ¡Sólo ten cuidado de no perderla, estropearla o que te la roben!

Para la mayoría de viajes cortos es más que suficiente. Ahora, ten en cuenta que a la larga ese 1,7% puede ser mucho dinero. Si te vas de viaje 4 meses por ejemplo y gastas al mes 1.200€, a tu vuelta te habrán cobrado en comisiones 81,60€. En un viaje de un año serían 244,80€.

Puedes pedirla en este enlace.

3.4.2 Monzo

Es muy similar a Revolut. Es otra compañía de Reino Unido que está teniendo un éxito arrollador, de hecho nosotros tenemos su tarjeta y nos ha funcionado tan bien como cualquiera de las anteriores.

Pero tiene una gran pega: sólo se puede solicitar por ahora en Reino Unido y están empezando a expandirse a Estados Unidos. No vas a poder pedirla desde España, necesitas tener una dirección y un número de teléfono en Reino Unido.

Si tienes alguna manera de evitar este problemilla (con algún amigo o familiar viviendo allí aunque sea de manera temporal te valdrá), tendrás acceso a otra tarjeta muy buena. Después puedes actualizar los datos de tu amigo por los tuyos en España sin problema.

A diferencia de las tarjetas anteriores, esta por ahora está muy centrada en el mercado inglés y está enfocada a su divisa: la libra esterlina. Todo gira en torno a ella, por ejemplo una de sus funciones que más está gustando es la posibilidad de, en cualquier momento, abrir cuentas conjuntas con parejas, compañeros de piso o amigos para compartir gastos y la facilidad para pagar cosas a medias o enviarse dinero unos a otros al instante.
Por lo demás, es otra opción más a tener en cuenta.

¿Qué ofrece Monzo?

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito MasterCard gratis.
  • Cambio oficial de MasterCard, sin esconder ninguna comisión aprovechando el cambio de divisa.
  • Sin comisiones en cajero por sacar dinero en el extranjero ni por cambio de divisa hasta un límite de 200£ al mes (después es un 3%).
  • Sin comisiones por pagar con hasta un límite de 6000€ al mes (después 2%).
  • App móvil tan simple como agradable y efectiva, muy enfocada a enviar dinero a amigos y usarla como monedero digital. Todo es muy sencillo y rápido.
  • Las transferencias se hacen a través de TransferWise por lo que funciona con sus condiciones.
  • Recordamos que requiere de una dirección y un número de teléfono en Reino Unido para poder tenerla.

Puedes pedirla desde este enlace, es muy rápido y al igual que la mayoría sólo necesitarás tu DNI y un poco de paciencia.

3.4.3 Ferratum

Otra posibilidad parecida pero que ha perdido popularidad al no tener nada que la haga destacar en especial y ser bastante común leer experiencias de muchas personas que les ha dado problemas, les ha fallado más de lo normal y en varias situaciones.

Por eso, considérala sólo como una de las últimas opciones a usar.

¿Qué ofrece Ferratum?

  • Apertura de cuenta bancaria gratis, sin coste oculto, ni mantenimiento ni nada.
  • Emisión y mantenimiento de tarjeta de débito MasterCard gratis.
  • Cambio oficial de MasterCard.
  • Sin comisión por sacar dinero en cajero (máximo 4 retiradas al mes, después 3€ por operación) ni por pagar con ella en otra moneda (sin límite).
  • Sin comisiones por pagar online en cualquier moneda.

Como dato curioso, para confirmar tu identidad, tendrás que hacer una videollamada con un agente de Ferratum Bank. No te preocupes, es en español y no toma más de un par de minutos.

3.4.4 Abanca

Esta opción es ligeramente mejor que Ferratum pero tiene una restricción tan simple como insalvable: es una cuenta con unas condiciones sólo válidas para menores de 35 años. Si tienes margen hasta esa edad, la puedes considerar como una buena opción aunque no es tan popular y es difícil saber cómo de fiable es. Nosotros no la hemos probado.

A cambio de eso, puedes sacar dinero 5 veces al mes sin pagar comisiones, en lugar de 4 veces que ofrece Ferratum.

3.4.5 Rebellion Pay

Es una de las compañías más recientes y se ha hecho un hueco en el mercado al ser una de las pocas que permite a menores de edad (mínimo 16 años) como titulares de una cuenta. En este artículo es la única que encontrarás sin necesidad de pagar un servicio Premium, como ocurre con Revolut Junior.

Permite 4 retiradas al mes hasta 500€ sin comisiones, después cobran un 3% de comisión.

Está muy enfocada en los más jóvenes y suele tener promociones y sorteos muy interesantes.

Suena muy bien y parece que iguala las condiciones de BNext, nuestra favorita, pero no la hemos probado todavía. Estamos bien con nuestras tarjetas ahora mismo y preferimos esperar un poco a que Rebellion tenga más recorrido y haya más opiniones.

Si sabes algo de ella ¡nos encantaría saberlo! Dínoslo en los comentarios y actualizamos el artículo.

3.4.6 ViaBuy

Es una tarjeta que te sorprenderá ver aquí porque o no la conoces o porque no te cuadra por lo que sabes de ella, pero si estamos hablando de las mejores cuentas bancarias y tarjetas para tus viajes, ésta no puede faltar.

Es una tarjeta que tiene un coste de mantenimiento y sus condiciones no se acercan para nada a lo que ofrecen las opciones anteriores, pero a cambio tiene una ventaja muy clara: te puede ahorrar mucho dinero en tus vuelos al ofrecerte grandes descuentos. Te saldrá rentable si vuelas al menos 2-3 veces al año y muy rentable si coges muchos vuelos.

Hablaremos más sobre esta tarjeta en el artículo sobre cómo encontrar vuelos baratos.

3.5 Tu banco tradicional de toda la vida

Todas las opciones anteriores tienen unas características brutales pero, al igual que por seguridad nunca es bueno fiarse de un solo banco, tampoco podemos confiar todo nuestro dinero sólo a los bancos 2.0.

Son empresas fiables pero no dejan de ser nuevos bancos en crecimiento que nunca se sabe cómo les irá en el futuro, por lo que siempre es bueno contar con el apoyo de “uno de los de siempre”, es decir esos bancos que siempre han estado ahí y que tienen dos características muy claras: es muchísimo menos probable que quiebren pero ofrecen condiciones abusivas.

Podemos aprovechar su gran estabilidad para guardar nuestro dinero en uno de estos bancos pero evitando sus condiciones abusivas si gestionamos nuestras extracciones de efectivo en cajeros extranjeros o pagos con tarjeta en otra moneda desde las otras bancas propuestas, mejor preparadas para estas situaciones.

En resumen: lo mejor que puedes hacer es guardar la mayor parte de tu dinero en un banco de toda la vida (como BBVA), usarlo como cuenta principal y hacer transferencias a tus otras cuentas (BNext, TransferWise, Revolut…) cada cierto tiempo para poder usar cualquiera de ellas para tus gastos o retiradas de efectivo.
Pero nunca uses en el extranjero la tarjeta de tu banco principal, esto sólo para casos de emergencia.

Por todo esto, aunque te recomendemos que te abras una o varias cuentas en una de estas nuevas opciones que hay ahora, eso no quiere decir que te deshagas de tu banco actual. En todo caso cámbiate al que te ofrezca las mejores condiciones teniendo en cuenta que los pagos con tarjeta y las retiradas de efectivo no las vas a hacer con esa cuenta. Te interesa más que no te cobren gastos de apertura o de mantenimiento.

Y un detalle muy muy importante: tu banco tradicional te puede ofrecer una cosa que las bancas 2.0 no pueden hacer por ahora.

Estamos hablando de una tarjeta de crédito.

Todas las bancas 2.0 o bancas online te ofrecerán una cuenta gratuita y tarjeta de débito sin problemas, pero si quieres una tarjeta de crédito entonces tendrás que contratar su opción Premium.
Estas opciones Premium es algo que han empezado a ofrecer hace poco y sus condiciones pueden ser muy variables aunque en general y por ahora, suelen exigir un pago mensual excesivo.

¡Cuando los bancos tradicionales están más que acostumbrados a ofrecer tarjetas de crédito! Es cierto que no todos la ofrecen gratis o sin algún requisito como domiciliar tu nómina o algún gasto mensual, pero algunos hay.

Por ejemplo, nosotros tenemos una cuenta conjunta en un banco tradicional, cada uno con su tarjeta de débito, sin gastos de apertura ni de mantenimiento donde no tenemos domiciliado nada de nada pero pudimos solicitar una tarjeta de crédito también sin gastos de emisión ni de mantenimiento.

Aquí ya es más difícil recomendar una, busca la que te ofrezca las mejores condiciones que suelen ir cambiando, o si hay alguna oferta especial, un banco que te dé confianza (si eso existe). Las características que te interesan son:

  • Sin gastos de apertura o mantenimiento de la cuenta.
  • Sin gastos de emisión o mantenimiento de la tarjeta de débito e, importante, de la tarjeta de crédito.
  • Buena app móvil desde la que gestionar todo sin muchos problemas. Piensa que vas a hacer transferencias a tus otras cuentas secundarias, por lo que deberías considerar esta cuenta como tu “base” desde donde controlar todo.
  • Cuanto más grande sea el banco, mejor, buscas estabilidad en un mundo muy inestable.
  • Que tenga una sucursal cerca de tu casa (o la casa de tus padres/personas de confianza si estás planeando un gran viaje).

3.6 Cuentas o tarjetas que NO recomendamos

Hay algunas cuentas bancarias o tarjetas que no recomendamos, porque no son las más adecuadas para viajar o porque son malas opciones en general.

  • Bancos tradicionales con condiciones abusivas como, por ejemplo, Santander.
    ​Nosotros mismos teníamos cuenta en Santander y nos quedamos con la boca abierta con lo diferente que fue todo al cambiarnos a otro banco, como BBVA. Repetimos que esto puede cambiar de un día para otro, infórmate en cada banco antes de hacer nada.
  • Caja de ingenieros o EVO Banco.
    Se les conocía como muy buenos bancos para viajeros o estudiantes de Erasmus pero, por desgracia las condiciones que ofrecen ya no son las mismas o se han visto superados por los bancos 2.0.
  • Otras opciones como WeSwap o CapitalONE.
    Son tarjetas que leerás en alguna webs como las mejores opciones para viajar, pero no hay mucha información de ellas en comparación con todas de las que ya hemos hablado aquí. Por algo será.
  • Tarjeta Oro Wizink
    La más peligrosa de todas. Nosotros estuvimos a punto de pedirla, de hecho no la tuvimos porque nos dio problemas el formulario de solicitud online y menos mal porque poco después empezaron a salir las noticias sobre los problemas que había causado, personas endeudas y juicios por usura. Quizás hayas escuchado algo de los casos de tarjetas “revolving”, pues Wizink era una de ellas. Si no, busca en Google que leerás de todo.

3.7 Tabla comparativa

Puede ser mucha información una detrás de otra, así que vamos a verlo con una tabla comparativa:


Banco tradicional

BNext

Revolut

TransferWise

N26

Monzo

Ferratum

Abanca

Rebellion Pay

Costes

Variable, buscar gratis con t. crédito

Gratis

Gratis

Gratis

Gratis

Gratis

Gratis

Gratis

Tarjeta

-

Visa

MasterCard

MasterCard

MasterCard

MasterCard

MasterCard

MasterCard

MasterCard

Cambio

-

Oficial Visa

Interbancario

Mínimo garantizado

Oficial MasterCard

Oficial MasterCard

Oficial MasterCard

Oficial MasterCard

Oficial MasterCard

Extracciones cajero

Sólo en tu país

500€ o 3/mes, después 1,5%

Hasta 200£, después 2%

Hasta 200£, después 2%

1,7% o 5/mes, después 2€

Hasta 200£, después 3%

4/mes, después 3€

5/mes, después 1€

500€ o 4/mes, después 3%

Pagos con tarjeta

Sólo en tu país

2.000€

6.000€

Sin límites pero mínima comisión según moneda

Sin límites

Sin límites

Sin límites

Sin límites

500€

Características destacables

Cuenta estable, segura

Única visa de viaje y con límite 500€

Mejor cambio, gestión varias divisas

Mayor control de divisas, sin SMS confirmación

Muy fiable pero con comisión fija

Requiere dirección y teléfono de UK

Poco fiable y malas experiencias

Sólo menores de 35 años

Desde 16 años, muchas promociones

Mejor para...

Cuenta principal, proteger ahorros

Sacar en cajero

Pagos con tarjeta

Pagos online en extranjero o en otra moneda

Tener una sola tarjeta

Tarjeta extra para cubrir otras

-

-

Los más jóvenes

Por cierto, en ningún caso hablamos del tiempo de entrega de la tarjeta ya que suelen ser todas muy rápidas (entre 48h y 14 días el más lento de todos). Sólo asegúrate de pedirla con algo de margen antes de tu viaje.
No sólo por recibirla, sino también por usarla al menos una vez y comprobar que no hay ningún problema antes de hacer una transferencia desde tu banco tradicional.

Tampoco hemos hablado de que las mayorías de opciones cuentan tarjetas Premium, que te darán muchas más ventajas, quizás incluso tarjeta de crédito, pero suponen un gasto mensual a tener en cuenta. Si buscas simplificar un poco, quizás te convenga tener sólo una o dos tarjetas con las condiciones Premium.

4. Nuestra experiencia con estas tarjetas y cómo las usamos

Si has leído todo hasta aquí, te habrás dado cuenta de que tenemos de todo y no pagamos por nada. Sólo hace falta investigar un poco y escoger la mejor opción.

En tu caso te puedes ahorrar la investigación porque ya te contamos todo aquí. Aunque no estaría de más comprobar que las condiciones del banco/s que elijas al final no hayan cambiado para peor, que puede pasar.

Te contamos aquí de manera resumida qué hemos hecho nosotros para gestionar nuestro dinero estando de viaje:

  • Tenemos una cuenta conjunta en BBVA, gratis, ningún coste ni por cuenta ni por tarjetas.
    Cada uno tiene su tarjeta de débito para usar cuando estamos en España o gastos online sin importancia. Además, contamos con una tarjeta de crédito para cuando un gasto no se pueda pagar con tarjeta de débito, gastos online importantes o como recurso de emergencia en el extranjero.
    Aquí tenemos gran parte de nuestro dinero. Sí tiene una pega: las compras online requieren de un SMS de confirmación que no te llegará si estás fuera de la Unión Europea. Sólo puedes usar otra tarjeta en estos casos o contar con alguna persona que reciba esos SMS por ti en España y te los mande para introducirlo donde haga falta.
  • Somos dos y cada uno tiene una cuenta en BNext, TransferWise, Revolut y Monzo. Sí, todas.
    Así cada uno tiene un poco de dinero repartido en cada una de las 4 cuentas. La mayor parte se queda en BBVA y se va moviendo a las otras cuentas según haga falta.
    Esto nos permite estar tranquilos porque si no podemos usar una tarjeta por lo que sea (pérdida, robo, estropeada), contamos con otras. Algunas funcionan mejor en una situación que otras (cajeros, pagos online o pagos con tarjeta en general) pero en caso de emergencia, siempre tienes una tarjeta a mano en una mochila o bolsillo.

Hasta ahora esta forma de funcionar nos ha ido muy bien. Antes de viajar hicimos transferencias a cada cuenta por lo que en realidad la cuenta de BBVA no nos hizo falta durante varios meses. Ten en cuenta que si vas a gastar en un mes 500-1.000€ y en cada una de las 4 tarjetas de viaje que llevábamos teníamos al menos 2.000€, eso quiere decir que entre todas ellas teníamos de sobra para 8 meses o más de un año.

De esta manera tienes la tranquilidad de que tienes todas las opciones posibles para no quedarte sin acceso a tu dinero, estás protegido ante cualquier situación y no pierdes dinero cada vez que sacas dinero.
Ten en cuenta que entre las 4 cuentas, podemos sacar cada uno 1.100€ al mes cada uno estando en el país que sea sin tener que pagar nada en comisiones, más que suficiente para viajar por muchos países del mundo. Si necesitas algo más puedes pagarlo con tarjeta directamente o usar la tarjeta que menos comisiones te cobre a partir de ahí.

Recuerda que así no tienes que preocuparte por las comisiones de cambio de divisa ni por sacar en un cajero en el extranjero. Sólo debes fijarte en las comisiones que impone el propio cajero, por si puedes evitarlas o no te queda otra. Más abajo hablamos de esto.

Es importante volver a comentar uno de los puntos fuertes que tiene aquí BNext, por si no tuviera bastantes ya: de todas las que tenemos, es la única Visa. En caso de que en algún momento no podamos pagar con MasterCard, será imprescindible. En nuestro caso particular, al ser nuestra banco tradicional el BBVA, contamos además con esas tarjetas de débito y una de crédito que son Visa, pero todas las demás (Revolut, TransferWise y Monzo) son MasterCard.

5. Consejos y recomendaciones

Esperamos que con toda la información tengas una idea más clara de qué necesitas, qué opciones tienes y qué te conviene más hacer en tu caso.

Si no, siempre puedes preguntarnos en los comentarios y te ayudamos sin problemas.

Pero bueno, además de elegir las mejores tarjetas, también hay que saber usarlas con cuidado, así que te dejamos aquí unos consejos.

5.1 Ten una cuenta principal y después reparte tu dinero entre las secundarias

El principal motivo para esto es que no es buena idea ir por el mundo usando una tarjeta donde tienes todo tu dinero. Esa tarjeta debería ser tu último recurso.

En cambio, si mueves parte de tu dinero en esa cuenta principal a otra/s secundaria/s, pongamos que transfieres 2.000€ a BNext o Revolut, entonces no es tan preocupante si la pierdes o te la copian en algún cajero. No vas a poder perder demasiado (en comparación con lo que podrías perder en la cuenta principal).

Míralo como ​el adulto que guarda el dinero y les da un poco a cada uno de sus hijos cada día para que se lo gasten en lo que quieran. Estará más tranquilo que si deja que salga el más pequeño con todos los ahorros familiares.

5.2 Prepárate ante cualquier situación y evitarás problemas: Visa, MasterCard, débito y crédito

Porque nunca sabes si la tarjeta que te va a funcionar es una Visa o una MasterCard, si con las tarjetas de débitos sin comisiones te va a ser suficiente o si te vas a encontrar en una situación donde tienes que pagar o reservar algo que requiera de una tarjeta de crédito. Lleva al menos una de cada.

5.3 Reparte tus tarjetas en varios sitios

Una de las ventajas de tener varias tarjetas es que, ante cualquier problema con una tarjeta siempre puedes contar con otra. ¡Pero para eso tienes que separarlas!

Si las pones todas juntas, las vas a perder/te las van a robar/se van a estropear todas a la vez.

Por eso, piensa en todos los sitios donde puedes llevar una tarjeta: en tu cartera, en la mochila principal, en la mochila de día, en algún bolsillo más seguro del pantalón, etc.
Así además, cuando necesites pagar algo rápido, sólo tienes que pensar cuál está más a mano.

Obviamente guarda lo más seguras posible las más importantes de todas: las tarjetas de débito y crédito de tu banco tradicional. Y por el mismo motivo lleva más a mano en la cartera la que vayas a usar más a menudo, en nuestro caso la de BNext.

5.4 Apúntate para qué vas a usar cada tarjeta

Cuando estés de viaje no será fácil acordarse qué tarjeta cobraba comisiones por sacar en cajero, cuál funciona mejor para pagos online, etc. Por eso, apúntate en alguna parte (el móvil mismo) simplemente para qué es mejor cada tarjeta, así te será más fácil.

Como ejemplo, en nuestro caso tenemos BBVA (débito y crédito) y tarjetas de débito de BNext, Revolut, TransferWise y Monzo. En este caso, las usaríamos así:

  • Débito BBVA: tarjeta habitual en España o para pagos online seguros y sin mucha importancia.
  • Crédito BBVA: para reservar vuelos, quizás alguna reserva especialmente cara y reservas que requieran una tarjeta de crédito, las que no permiten pagar con débito.
  • BNext: tarjeta principal para sacar dinero de los cajeros (Visa). Mejor reservarla para otros pagos para equilibrar gastos y no tener que volver a transferir dinero a BNext antes que las demás.
  • Revolut: segunda opción para sacar dinero de los cajeros (MasterCard) y primera para para pagos con tarjeta en establecimientos.
  • TransferWise: tarjeta principal para pagos online y la que mejor funciona para pagos “raros” en monedas menos habituales. Tercera opción para cajeros y segunda para pagos con tarjeta en establecimientos.
  • Monzo: opción extra de seguridad para cubrir a las otras tarjetas en cualquier caso.

5.5 Avisa a tu banco antes de un viaje

Algunos bancos tienen medidas de seguridad que son muy buenas pero te pueden perjudicar si no tienes cuidado. Las tarjetas de los bancos 2.0 suelen estar pensadas para viajar por lo que no son un problema, pero las de los bancos tradicionales son mucho más estrictas.

Porque a lo mejor ya has viajado por Europa usando tu tarjeta y no ha pasado nada, pero el día que decidas irte a otra parte del mundo como Asia o América, puede que la primera vez que metas la tarjeta en un cajero salten las alarmas en tu banco y te bloqueen la tarjeta, pensando que es un uso fraudulento, que alguien te la ha robado o copiado.

Por eso, antes de hacer un gran viaje, avisa a tu banco para que lo tengan en cuenta en su sistema antes de bloquearte la tarjeta sin previo aviso. Diles que vas a estar en el extranjero, incluso en qué país si quieres.

Además, revisa los ajustes de tu cuenta y de tu tarjeta en la app móvil porque muchas veces puedes configurar por tu cuenta algunos niveles de seguridad y evitar contratiempos con tu banco.

5.6 Cuida tu punto débil durante los viajes: las transferencias

Si tu viaje es lo suficientemente largo como para que tengas que volver a hacer una transferencia a alguna de tus cuentas secundarias estando en el extranjero, piensa bien si vas a poder, porque puede ocurrir que en tu país las haces sin problemas, pero no te has dado cuenta que cada transferencia te pide que introduzcas un código de confirmación que te llega por SMS.

Y es más importante de lo que parece porque algunos SMS, en especial los que provienen de un Remitente Corto que son los que tienen sólo 5 dígitos en lugar de un número normal de 9, no los recibirás fuera de Europa. En este caso no podrás hacer ninguna transferencia.

Para evitar esto tienes 3 opciones: elige un banco que te permita hacer transferencias de otra manera, reparte el dinero de forma que no necesites hacer más transferencias durante tu viaje o, lo más versátil, haz que sea otra persona en España quien reciba esos SMS de confirmación.
Así sólo tendrás que avisarle de que vas a hacer una transferencia (para poneros de acuerdo, quizás con el cambio horario no le viene muy bien) y que te copie el código por WhatsApp por ejemplo.

5.7 Evita los cajeros con comisiones

Si puedes, porque hay veces que no puedes hacer nada y toca pagar. En ese caso lo mejor es que saques todo lo que puedas y necesites de una sola vez y no tengas que pagar más veces.

Pero hay muchas veces en las que, si sabes en qué cajero sacar dinero, te puedes ahorrar mucho dinero. Por eso es importante saber cuál es el mejor en el país en el que estés y para ello, debes buscar una lista actualizada de los cajeros de cada país, como ésta que mantiene actualizada la comunidad de BNext.

5.8 Si no puedes evitar las comisiones, saca lo máximo posible y así no tendrás que pagarla dos veces

En nuestro caso al ser dos, si un banco nos permite sacar 500€ (normalmente el límite es menos, al menos en muchos países de Asia), lo sacamos de una vez. No pagamos comisiones de divisa ni por usar cajero extranjero, reducimos la comisión del cajero a ​una sola vez y, en realidad, no es tanto dinero si vamos a estar en ese país 2-4 semanas y lo dividimos entre dos personas (250€).

No olvides que habrá países (los menos) donde es más habitual pagar con tarjeta y no te hará falta sacar tanto efectivo. Por poner el ejemplo más extremo, si tienes una tarjeta contactless (que ya es lo habitual en todas) y estás en Londres, no te hará falta tocar una moneda o billete, puedes pagar hasta 0,05£ con tarjeta. No es broma.

5.9 Elige siempre Standard, Current, Checking o Savings, sólo si no te funciona nada usa Credit Card

Cuando sacas dinero en el extranjero, muchas veces te preguntará de qué parte de tu cuenta quieres coger el dinero. Las opciones suelen ser Current Account, Standard Account, Checking, Credit Card, Saving Account, Salary Account…

Por lo general, lo que elijas no importa mucho ya que al ser tu cuenta extranjera y probablemente una de las opciones de arriba que no son tan complejas, lo va a coger del saldo sin más.

Por eso nosotros escogemos la opción más simple para evitar problemas, que suele ser Standard o Current, si no Checking o Savings. Pero si el cajero te da problemas para sacar dinero, no es por otro motivo como falta de saldo y no tienes otro cajero a mano, entonces elige sacar de Credit Card, es decir a crédito, y evitarás cualquier restricción extraña que haya en ese país o cajero.

5.10 Elije siempre sacar dinero en la moneda local

Además de preguntarte de qué cuenta quieres sacar dinero, al ser una moneda distinta a la tuya te preguntará si quieres que haga la conversión de divisas, la respuesta es siempre que NO.

Si aceptas el cambio que te da (a veces te informará de qué cambio te hace, pero no siempre), ten por seguro que es un cambio bastante malo y van a sacar tajada por ahí también. Por eso di siempre que no, que quieres hacer la operación en la moneda local y ya será tu banco el que se encargue de hacer el cambio de divisas que, si has elegido un buen banco, será el más justo posible y sin comisiones escondidas.

5.11 Si necesitas cambiar divisas, piensa bien dónde lo haces y consulta siempre antes el cambio real

Como ya sabrás, en los aeropuertos suelen hacer un cambio bastante malo, aprovechando que acabas de llegar al país y necesitas efectivo.

Por otro lado, las casas de cambio tampoco suelen inspirar mucha confianza y no es raro sentirse estafado.

Algunos optan por ir a algún banco local si quieren cambiar mucha cantidad. No es mala opción, según el país es muy buena solución pero te pueden hacer un cambio que en realidad oculta una buena comisión para ellos.

¿Entonces cómo conseguir un buen cambio? Pues lo más importante es, antes de nada ¡saber cuál sería un buen cambio! Para eso instálate una app en tu móvil para estar al tanto y no hay app mejor que la propia de la web más consultada para hacer conversiones: XE Currency.
No olvides actualizar la información de las últimas variaciones en cambio entre monedas cada vez que tengas internet o al menos el día antes de empezar tu viaje. Ahí podrás seleccionar las divisas que te interesan e incluso saber cuánto dinero deberías conseguir al hacer un cambio de moneda. Así sabrás exactamente cuánto estás perdiendo si te hacen un mal cambio y si lo quieres asumir. No entres a una casa de cambio sin tener en mente, por ejemplo en Tailandia, cuántos bahts deberían darte por tus euros.

A lo mejor te llevas una sorpresa y resulta que en algún aeropuerto hacen un buen cambio, quién sabe.

5.12 Controla el efectivo que llevas encima

Tienes que buscar un equilibrio entre no llevar efectivo, porque a veces no hay otra forma de pagar, y llevar demasiado efectivo sin necesidad.

Piensa cuántos días vas a estar en ese país, si crees que vas a pagar más con tarjeta o vas a necesitar efectivo, si te va a preocupar llevar demasiado efectivo encima y, algo que muchos olvidan, qué vas a hacer cuando salgas de ese país y no necesites más esa moneda.

Puede que quieras guardarte alguna moneda o billete de recuerdo, pero al igual que al llegar es un problema no tener efectivo, al irte puede ser aún peor. Puedes repartirlo de manera que lo gastes casi todo en los últimos días o cambiarlo una vez en casa y confiar en que te hagan un cambio decente (sin olvidar la app para consultarlo antes).

Nosotros intentamos que coincida la salida del país con quedarnos sin efectivo y quizás el último día nos damos algún pequeño lujo o compramos algún regalo si es tan poco que no merece la pena cambiarlo.

5.13 Lleva siempre anotado una manera de contactar con tu/s banco/s

Esperamos que no te ocurra pero, si pierdes o te roban una tarjeta, ponte en contacto con tu/s banco/s para cancelar o bloquear la tarjeta.

Los bancos suelen tener un número de teléfono especial habilitado para ello, pero otras veces tendrás que conectarte a tu cuenta por internet y hacerlo por tu cuenta en las opciones de esa tarjeta.

Para tener siempre  el número o forma e contacto a mano, llévalo anotado en el correo, en el móvil y nunca está de más llevarlo en la cartera como medida extra. Puedes anotarlo en un papel donde tengas todos los números de contacto de emergencia, es algo muy práctico cuando estás de viaje.


Pues listo ¡un problema menos!

Ya no debería preocuparte el tema bancario durante tus viajes: sabes qué debes tener en cuenta, cómo prepararte y cómo actuar durante tu viaje.

Cuéntanos en los comentarios tu experiencia, cómo viajas y si sabes algún otro truquillo a tener en cuenta.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.